El ser humano según Santo Tomás

Basada en la concepción aristotélica del ser humano es una sustancia compuesta de materia (cuerpo) y forma (alma). Entre el cuerpo y el alma existe cierta independencia, y el alma puede existir con independencia del cuerpo, cosa que ocurre cuando el cuerpo muere, ya que el alma es inmortal. El alma del ser humano es el alma racional que engloba las funciones vegetativas (nutrición, reproducción), las funciones sensitivas (percepción, movimiento, memoria….) y las específicamente humanas: el entendimiento y la voluntad

About these ads
Publicado en Apuntes. Etiquetas: . Leave a Comment »

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: