Comentario de texto de Nietzsche

1) Identificar la o las propuestas o problemas  fundamentales del texto y citar la frase o frases que las recogen, glosándolos brevemente.

Desde su concepción extramoral y perspectivista de la verdad, Nietzsche considera que la verdad no corresponde a un conocimiento exacto de la realidad, como creía la metafísica tradicional, sino que consiste en un conjunto de <metáforas> para enfrentarse a la vida y dominarla, con la finalidad de lograr la supervivencia

El prolongado uso de ese conjunto de términos lingüísticos, convencionalmente admitidos, termina por hacer que se olvide su carácter ilusorio, pasando entonces a considerarse como la verdadera estructura del mundo.

Pero en realidad son metáforas que se han vuelto gastadas y sin fuerza sensible

2) Relacionar el contenido del texto con el pensamiento del autor y exponer sistemáticamente las líneas principales de este pensamiento

En el texto, que pertenece  al opúsculo Sobre verdad y mentira en sentido extramoral, escrito en el primer período de su pensamiento, en el que admiraba a los presocráticos y bajo el influjo de Schopenhauer y Wagner, puede apreciarse el cuestionamiento de la noción de verdad, que se inscribe en su crítica de las categorías fundamentales elaboradas por la tradición occidental porque encubren la vida bajo el predominio de la razón . Así pues, Nietzsche reacciona contra la metafísica idealista por su confianza ciega en la razón y en el universo construido sobre los valores fundamentales de ésta, como la verdad (a la que se refiere el texto), la realidad transcendente, el ser, etc…

También se enfrenta contra la moral predominante en nuestra cultura, que ha subordinado el cuerpo y las pasiones, que son lo único de lo que tenemos constancia, a favor de una virtud intelectualista, que renuncia a los valores vitales. Por último, la religión es criticada por Nietzsche, tanto porque establece la subordinación de la vida humana a Dios como porque elabora una moral en la que se ensalzan la humildad y la obediencia.

El procedimiento de estos valores toca a su fin con la <muerte de Dios>, propiciada por la ilustración, y que no es otra cosa que la pérdida del fundamento religioso característico de la cultura occidental. El resultado es el nihilismo, que une un aspecto positivo a su carencia de creencias: la conciencia de que se hace necesario crear nuevos valores que potencien la vida.

La voluntad de poder es la energía irracional que subyace a todo lo real, y que en el hombre se manifiesta como un conjunto de fuerzas e instintos que representan el poder creador, <dionisíaco>, de la vida, cuya máxima expresión es el superhombre, que sustituirá los caducos valores que eleven y mejoren la vida. Rechazando cualquier trasmundo ideal, el superhombre afirmará libremente la vida con todas sus fuerzas, utilizando su orgullo e inteligencia para crear una nueva humanidad que esté en condiciones de sustituir al hombre nihilista y decadente del presente.

El superhombre realizará la transvaloración de los valores: si el platonismo y el cristianismo, dominantes en la cultura occidental, han cometido el error de creer en un mundo superior ideal y en un Dios transcendente, que niegan y desvalorizan la vida, fomentando una moral de esclavos, el superhombre deberá acabar con la metafísica idealista y negar a Dios, propiciando una nueva moral de señores que fomente la vida como valor supremo.

Tanto la voluntad de poder como el superhombre o la transvaloración de los valores están unidos al concepto de <eterno retorno>: para Nietzsche, el tiempo no es lineal, sino cíclico, por lo que todo se repite eternamente. Ahora cada instante adquiere un valor infinito, y el afán de que todo se repita eternamente expresa el amor supremo hacia la vida.

3) Relacionar el pensamiento del autor con el marco histórico, sociocultural y filosófico de su época.

Históricamente, el pensamiento nietzscheano se enmarca en la segunda mitad del XIX, época dominada por el imperialismo colonialista, la Revolución Industrial y el enfrentamiento entre la burguesía y el proletariado. Además, se produce el auge de los nacionalimos, especialmente del alemán tras conseguir la unificación del país, y el desarrollo de ideologías obreras, como el anarquismo, el socialismo  y el comunismo. Todos ellos son fenómenos que implican la pérdida de individualidad del ser humano al insertarlo en la nación o en la clase social, por lo que Nietzsche se muestra muy crítico con ellos.

Desde el punto de vista cultural, se detectan los inicios de la moderna cultura de masas y la eclosión de una serie de movimientos artísticos, como el romanticismo, el naturalismo, etc…

En el plano científico-filosófico, dominan el evolucionismo de Darwin, el positivismo  de Comte, el utilitarismo de Stuart Mill, además del materialismo histórico de Marx y el voluntarismo de Schopenhauer. Nietzsche reaccionará contra este entorno histórico-cultural, por entender que anula la creatividad del individuo constituyendo un síntoma de la <decadencia de Occidente>

4) Razonar las principales influencias recibidas y la repercusión posterior o la vigencia actual del pensamiento del autor.

Nietzsche destacó la importancia de la filosofía griega presocrática (especialmente de Heráclito y su concepto de una realidad de devenir) y de Sócrates y Platón, cuyo idealismo rechaza tajantemente. También recibe la influencia de los filósofos ilustrados, en lo que se refiere a su rechazo de la metafísica, si bien se opone a la ética formal kantiana, a la que considera una forma engañosa de cristianismo, por su negación de la vida. Son importantes también, Goethe, con su concepción estética de la existencia; Darwin, con su concepto de la selección natural de los más aptos; así como de una serie de filósofos que reivindican la libertad del individuo frente al poder que sobre él ejercen las abstracciones (especialmente las religiosas), como Stirner y Feuerbach. Indudablemente, la influencia más poderosa sobre su filosofía es la procedente del irracionalismo voluntarista de Schopenhauer y la música de Wagner, si bien posteriormente rechazará su pensamiento pesimista y reactivo.

La filosofía de Nietzsche mantiene su vigencia en nuestro tiempo a través de la filosofía posmoderna. En España, ha sido muy importante, desde Pío Baroja y Blasco Ibáñez hasta el perspectivismo de Ortega y Gasset, y en nuestros días en el pensamiento desarrollado por Fernando Savater.

Anuncios
Publicado en Ejercicios. Etiquetas: . Leave a Comment »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: